El derecho al trabajo en la Constitución de la Nación Argentina

La Constitución de la Nación Argentina es la ley fundamental de la República Argentina. Define los derechos, garantías y libertades de las personas, sus relaciones con el poder estatal, la organización de los poderes e instituciones del sistema republicano y el procedimiento para la sanción de las leyes.

El contenido relativo al trabajo como derecho de todas las personas, a las garantías básicas de dignidad que rigen el mundo del trabajo y la organización gremial está condensado en los artículos 14 y 14 bis (Primera Parte, Capítulo Primero, Declaraciones, derechos y garantías).

El artículo 14 reconoce el trabajo como un derecho de todas las personas que habitan la Argentina.

El artículo 14bis declara que el trabajo estará protegido por las leyes, de manera que estas aseguren a los trabajadores las condiciones de higiene y descanso y la retribución justa y equitativa del trabajo.

Este artículo también reconoce el derecho a la organización sindical libre y democrática de los trabajadores. Destina un párrafo exclusivo a las garantías que se reconocen a las organizaciones gremiales, como concertar convenios colectivos de trabajo, recurrir a la conciliación y al arbitraje y el derecho de huelga. También establece que los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias para que puedan cumplir sus gestiones sindicales y las relacionadas con la estabilidad de su empleo.

Los beneficios de la seguridad social serán otorgados por el Estado, con carácter integral e irrenunciable. La ley establecerá el seguro social obligatorio; jubilaciones y pensiones móviles; la protección integral de la familia; la defensa del bien de familia; la compensación económica familiar y el acceso a una vivienda digna. 

Para consultar estos artículos específicos u otros elementos de la Carta Magna, ingrese aquí.

Subir