Comunicado de prensa

La justicia sobreseyó a los trabajadores en conflicto con Redengas

En segunda instancia, la justicia entrerriana rechazó la apelación de Redengas y sobreseyó a veintisiete trabajadores, entre ellos dos directivos de la APJGas, denunciados por la empresa durante el largo conflicto gremial de 2014. 

6-10-2015.- La Sala Segunda de la Cámara del Crimen de Paraná confirmó el sobreseimiento de los veintisiete trabajadores de Redengas que fueron despedidos y denunciados penalmente por la empresa en el marco del conflicto gremial que mantuvieron durante casi todo el año 2014. La Cámara rechazó la apelación que Redengas había presentado al fallo de primera instancia, dictado hace un año por el juez Humberto Franchi y confirmó que la empresa debe pagar las costas del juicio.

A partir de este fallo, los trabajadores despedidos por Redengas con falsas causas tendrán la oportunidad de reclamar por sus derechos. Por su parte, la APJGas analiza las posibilidades de accionar en la Justicia contra la empresa y sus directivos.

El origen del conflicto

El conflicto de 2014 entre los trabajadores y la empresa Redengas, distribuidora de gas natural de la ciudad de Paraná, significó una lucha larga, injusta y desigual. Mientras los trabajadores buscaban mejorar sus condiciones laborales y la calidad del servicio, la empresa optó por una estrategia irracional, que incluyó despidos, vulneró el derecho de huelga y judicializó la protesta de sus trabajadores.

En primer lugar, en el marco de las negociaciones con el Ministerio de Trabajo, Redengas se negó a suscribir el acuerdo por “aumento salarial, mejoras de las condiciones de trabajo y aumento de personal” que permitiera brindar un mejor servicio. Luego, impulsó un amparo judicial para obligar a los trabajadores que estaban en conflicto a volver a sus puestos de trabajo, pedido que la Cámara Laboral desestimó porque consideró que vulneraba centralmente el artículo 14 bis de la Constitución nacional y todas las normas que garantizan el legítimo derecho a huelga.

No satisfechos, los directivos de Redengas radicaron una denuncia en el fuero penal contra todos sus trabajadores y contra dos representantes gremiales de la APJGas, por “manifestarse con bombos y cornetas en la esquina de su establecimiento”, con el argumento de que esa actividad violaba el Artículo 194 del Código Penal (entorpecimiento de vías terrestres y servicios). Es decir, en una clara maniobra de judicializar la protesta gremial, Redengas asumió una actitud irresponsable al acusar a los compañeros y le hizo perder tiempo, recursos humanos y técnicos y demás costos al fuero penal de la provincia de Entre Ríos y, por ende, a todos los ciudadanos, para atender una denuncia tan falsa como grave.

Panorama actual y perspectivas que abre este fallo

Al día de hoy, Redengas continúa mintiendo a la sociedad, atacando a sus empleados en sus derechos más esenciales y brindando un mal servicio a los usuarios de gas natural de Paraná. Tiene nuevos trabajadores sin estabilidad, con niveles de precariedad laboral que significan un retroceso en comparación con el inicio del conflicto. Redengas se demoró más de un año en comenzar a “resolver” los problemas de lectura de medidores y provocó nuevos disgustos a los habitantes de Paraná por sus errores en la facturación. Desde la APJGas, seguimos planteando que tanto los organismos de control como las autoridades de los gobiernos nacional y provincial deben hacer esfuerzos por salvaguardar los derechos de los usuarios y de los trabajadores frente a los grupos de poder que los vulneran cotidianamente.

Creemos que, en ambas instancias, el fuero penal de la provincia de Entre Ríos hizo justicia. Es evidente que Redengas mentía; comprobarlo no es gracioso ni divertido. La decisión de la Justicia es una buena noticia con sabor amargo ya que, a partir de este fallo, los trabajadores despedidos por Redengas con falsas causas tendrán la oportunidad de reclamar lo que les corresponde. Sin embargo, todo esto llega luego de que la empresa perdió a sus trabajadores más experimentados, destruyó el sector que realiza lectura de consumo y facturación y degradó un poco más el servicio público que presta.

Agradecemos el comprometido apoyo y el patrocinio de los abogados Rubén Pagliotto e Iván Vernengo. También destacamos el sostén permanente de los compañeros y las compañeras de la CTA Paraná y de todas las personas que, en las diferentes instancias del conflicto, han acompañado a los trabajadores de Redengas.

Subir