img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_18
img_home_13
img_home_13
img_home_12
home2
img_home_11
img_home_7
img_home_5
img_home_8
previous arrow
next arrow
Shadow

Contexto económico para reanudar el tercer tramo de las negociaciones salariales en la industria del gas natural

Compartir

 

Los trabajadores/as de la industria del gas natural obtuvimos un 60% de aumento salarial en el transcurso del presente
año por lo que debemos considerar la velocidad del espiral inflacionario y su potencial comportamiento en los meses que
restan para efectuar un pedido acorde a nuestras necesidades.

En los primeros ocho meses de 2022 (enero-agosto) la inflación acumulada reconocida por el Indec trepó al 56,4%. De
acuerdo al comportamiento de las variables que impactan en nuestra vida cotidiana, la inflación de los próximos meses
continuará en un escalón que puede variar entre el 6 y el 7%. Tengamos en cuenta que en octubre se producirán los
primeros aumentos en las facturas de la luz, el gas, el agua y se incrementarán los importes de internet, cable, telefonía,
medicina prepaga y expensas comunes. Por otro lado, el dólar se mantiene estable pero en valores altos, cercanos a los
$300 por unidad. Con esta realidad, no se avizora una baja considerable de la inflación.

Por lo tanto, ingresaremos a las nuevas negociaciones paritarias con un saldo negativo de alrededor de 6% y llegaremos a
noviembre con una inflación estimada del 90% si no ocurren eventos económicos de relevancia. Es decir, que nos
acercaremos peligrosamente a los tres dígitos de inflación anual y no debemos alejarnos de aumentos mensuales que
mantengan una paridad permanente con el aumento de precios.

Por otra parte, en la industria del gas natural tenemos una herramienta eficaz que actúa como amortiguador de la
inflación de los primeros meses del 2023 que es la Bonificación Anual que deberemos mejorar sustancialmente. En ese
orden, existen pedidos puntuales en cada empresa que deberemos continuar negociando (antigüedad,
recategorizaciones, elevación de los metros cúbicos abonados en concepto de consumo gas, diversos pluses)
Otro elemento a tener en cuenta es que las empresas de nuestra industria tuvieron ganancias informadas a la Comisión
Nacional de Valores de diferentes magnitudes y aquellas que tuvieron balances negativos recortaron dichas pérdidas en
forma sustantiva durante el primer semestre de 2022. Además, según el acuerdo firmado por el gobierno con el FMI está
previsto una revisión de las tarifas para fin de este año o principios del año entrante.

Por último, asistimos a un ataque coordinado de algunos empresarios con medios de comunicación y una llamativa
parálisis de funcionarios que deberían intervenir en los conflictos existentes, cuya intención es demonizar a los
trabajadores/as que pelean para no perder ante la inflación. El caso de la lucha de los compañeros del neumático es
revelador: empresas que aumentaron los precios de las cubiertas en un 160% pretenden acordar aumentos por debajo de
la inflación real y, en paralelo, se anuncia una potencial apertura de las importaciones para esa actividad -como método
de presión hacia los trabajadores- en momentos en que hay una restricción severa de dólares y se inventan variantes
dolarizadas para que no se siga ampliando la brecha cambiaria.

Los trabajadores/as de la industria del gas natural defenderemos el poder de compra de nuestros salarios con datos
claros: la inflación a noviembre puede escalar al 90% existen posibilidades concretas de acordar por esos valores en este
tramo junto a una cláusula de revisión para alcanzar la inflación anual y mejorar sustancialmente la Bonificación Anual.

COMISIÓN DIRECTIVA APJ GAS

Descargar Nota en PDF


Compartir
Volver arriba