previous arrow
next arrow
Shadow
Slider

Efemérides 03 de Diciembre – Primer trasplante de corazón

Compartir

 

Primer trasplante de corazón

Un día como hoy pero de 1967 el doctor Christiaan Neethling Barnard realizaba el primer trasplante de corazón entre seres humanos de la historia. Fue un acontecimiento histórico en las intervenciones quirúrgicas y, además, impulsó la idea de muerte cerebral que modificó para siempre el concepto de la muerte y que, aún hoy, se mantiene controvertido.
En esa oportunidad, la donante fue la joven empleada Denise Ann Darvall, de 25 años que había sido atropellada junto a su madre por un automovilista. La madre falleció en forma instantánea y Denise sufrió el aplastamiento del cráneo, cuya consecuencia fue que el cerebro esencialmente estaba muerto. Por esa razón, el equipo de reanimación detuvo sus intentos y se lo comunicó a su padre. Los médicos le explicaron que la situación era irreversible pero que podía ayudar a otra persona que estaba esperando un corazón para ser operado, si daba su consentimiento. El padre lo pensó unos minutos y dio la autorización para que el corazón de su hija fuera extraído y trasplantado al paciente del Hospital Groote Schuur de Ciudad del Cabo, Sudáfrica.
El receptor fue el almacenero sudafricano Louis Washkansky que sufría de insuficiencia cardíaca. La operación duró cinco horas y tuvo 52 minutos de sutura. Se usó irradiación local, una batería de antibióticos y calmantes, se tomaron innumerables medidas de esterilización y se aplicó un choque eléctrico. El paciente reaccionó favorablemente pero a los 18 días falleció por una neumonía. Su corazón, paradójicamente, funcionaba bien. El padre de Denise también autorizó el uso de sus riñones que fueron exitosamente trasplantados a un niño mulato de 10 años, Jonathan Van Wik, que sobrevivió. En un país en el que existía el apartheid -política despiadada para segregar y sojuzgar a los negros- fue un éxito médico, social y un mensaje político.
A los dos meses Barnard realizó un nuevo trasplante. Esta vez el receptor fue un hombre blanco Philip Blaiberg y el donante un mulato, Clive Haupt. Otro avance contra el apartheid. La operación fue exitosa; Blaiberg fue el primer paciente que egresó vivo de un hospital después del trasplante; su corazón continuó latiendo 563 días más. Un dato de la época: en el equipo de Barnard trabajaba Hamilton Naki, negro, cuadro técnico del laboratorio que había adquirido tal destreza y técnica para suturar y aplicar analgésicos que comenzó a participar en las intervenciones sin tener formación académica y su ayuda fue reconocida por los equipos de cirujanos que operaban, pero no lo podían hacer públicamente por el color de su piel.
En adelante, irrumpió la técnica del trasplante de corazón. Un año más tarde, el cirujano Dentoy Cooley implantó un corazón artificial diseñado por el médico argentino Domingo Liotta pero el paciente sobrevivió tres días; tiempo después el doctor Michael DeBakey impulsó nuevas técnicas exitosas para los trasplantes. En Argentina, el primer trasplante fue realizado por el doctor Miguel Bellizi de la Clínica Modelo de Lanús. El paciente tuvo una sobrevida de 4 días y las críticas arreciaron. Pero fue el inicio de un perfeccionamiento veloz y la técnica del trasplante de corazón tuvo un heredero notable: René Favaloro, en cuya Fundación ya se realizaron más de 500 trasplantes desde 1993. Sus pacientes lo agradecen a todo pulmón.
El doctor Christiaan Barnard ya era mundialmente conocido y en febrero de 1968 arribó a nuestro país invitado por “Pipo” Mancera; su llegada fue un acontecimiento popular. Una multitud en el Aeropuerto de Ezeiza para recibirlo, caravana hasta la ciudad y un rating inédito para “Sábados circulares de Mancera” y para una entrevista que desgranó aspectos de su vida particular, de su profesión y de su país pero que tuvo muchos conceptos técnicos que el público escuchó con atención tratando de interpretar ese mundo desconocido hasta ese momento. Por supuesto que, pasado una semana, muchos argentinos/as ya eran “expertos” en trasplantes de corazón.
Con el tiempo se fueron perfeccionando las técnicas y, fundamentalmente, las drogas anti-rechazo que mejoraron notablemente los resultados de las intervenciones y su accesibilidad. En el mundo ya se realizaron aproximadamente 130.000 trasplantes y, en la actualidad, se realizan entre 4000 y 5000 intervenciones anuales. Pero, además, creció notablemente la cantidad de países que se incorporaron con equipos propios a los trasplantes de corazón. Su contrapartida es que se necesita mayor cantidad de donantes para llevar a cabo los trasplantes, por lo que el perfeccionamiento de las campañas de donación de órganos, las políticas públicas eficaces y facilitadoras en ese terreno y la acción conjunta para enfrentar el detestable tráfico internacional de órganos son sumamente necesarias.
Salú Barnard!! Por tu audacia médica, por tu compromiso práctico contra la discriminación, por tu decisión profesional cuando más de medio mundo te miraba como bicho raro y el dedo acusador estaba dispuesto a sentenciarte.

Ruben Ruiz
Secretario General 


Compartir
Volver arriba