img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_19
img_home_18
img_home_13
img_home_13
img_home_12
home2
img_home_11
img_home_7
img_home_5
img_home_8
previous arrow
next arrow
Shadow

Efemérides 21 de Noviembre – Georgius Agrícola

Compartir

 

El padre de la mineralogía y la geología modernas

Un día como hoy pero de 1555 se despedía, Georg Bauer (Georgius Agrícola fue su nombre latinizado), médico, químico, filósofo, maestro, funcionario, fundador de una empresa minera y alquimista alemán que se transformó en el fundador de la geología y la mineralogía modernas.
Nació en 1494 en Glauchau, Sacro Imperio Romano Germánico (actual estado federado de Sajonia). Fue el segundo de siete hijos de la pareja formada por Anna Margaretta Von Schütz y Gregor Bauer, tejedor, sastre y tintorero de renombre en la región. Cuando tenía 12 años se matriculó en una escuela de latín de la ciudad de Chemnitz. Entre 1514 y 1518 cursó estudios en la universidad de Leipzig con el objetivo de convertirse en sacerdote.
En su primer semestre se inscribió en teología, filosofía y filología, a cargo del rector Nikolaus Apel y en lenguas antiguas, griego y latín. Precisamente, su profesor de latín, el humanista Petrus Mosellanus, lo convenció para que se inclinara por el magisterio y las letras.
Con su título de Licenciado en Letras comenzó a trabajar en una escuela pública griega de Zwickau. Al año siguiente fue designado Rector extraordinario de griego antiguo en dicha institución y al poco tiempo trabajaría en la Gran Escuela de Zwickau. Reformó el plan de estudios y transformó el centro educativo orientado a la religión en una institución abierta al nuevo aprendizaje, más abierta a las ciencias y al arte. La ciudad estaba ubicada en las adyacencias de los Montes Metalíferos. Fue su primer contacto con el mundo de la minería, la geología y la metalurgia.
En 1520 publicó un manual de gramática latina con artículos prácticos y metodología pedagógica para los profesores. En 1522 viajó a Leipzig, se inscribió en la universidad donde cursó medicina, física y química y tuvo contacto con humanistas que lo acercaron a Erasmo de Róterdam y sus ideas. En 1523 se trasladó a Bolonia. Se inscribió en la universidad para continuar sus estudios de medicina y perfeccionar sus conocimientos de latín, griego y hebreo.
En 1524 continuó sus estudios en Venecia donde la anatomía práctica y la cirugía habían tenido un gran desarrollo. Al mismo tiempo, trabajó en la imprenta de Aldino en la que formó parte de un equipo que publicó en griego los trabajos de Galeno (5 tomos y 2900 páginas), entre otras obras. Luego viajó a Murano, Padua, Florencia, Siena, Roma y Nápoles. Durante ese periplo recibió el título de Doctor en Medicina. El mito cuenta que fue en la universidad de Padua. En esa época conoció a Erasmo de Róterdam que trabajaba como editor de la empresa Froben en Basilea, con quien entabló una duradera amistad y un profuso intercambio de ideas.
Con ese bagaje de conocimientos regresó a Zwickau y en 1527 se trasladó a Chemnitz donde se casó con Anna Meyner. A los pocos meses se asentaron en Joachimsthal, población minera donde se encontraban grandes yacimientos de plata y numerosas fundiciones. Trabajó como médico y farmacéutico y en sus ratos libres estudió la orografía del territorio, los minerales y realizó decenas de observaciones. Todos esos datos los comprimió en un sistema en el que describió las condiciones naturales de la región, las características de los minerales y las menas (material natural del que se extraen los minerales y metales), los procesos de extracción, los métodos de tratamiento y los modos de vida de los trabajadores mineros y sus familias.
Ese minucioso trabajo lo tradujo en un libro que tituló Bermannus, o un diálogo sobre metalurgia en 1530. Un extenso tratado y una pormenorizada serie de conclusiones sistémicas el que unió aspectos naturales con diferentes facetas del proceso en las minas. Un fabuloso intento de brindar conocimiento basado en la práctica empírica y detallar la investigación en un terreno específico.
En 1533 fue designado Stadtleybarzt (médico de la ciudad) en Chemnitz. Ese trabajo le permitió continuar sus estudios sobre metrología de los que surgió otro libro: Pesos y medidas de los romanos y griegos en el que comparó ambos sistemas, analizó las deformaciones que sufrieron en el tiempo y los ordenó para poder usarlos. Introdujo un gran avance: la estandarización de pesos y medidas que no existían hasta ese momento en el Sacro Impero Romano Germánico. Además, argumentó la importancia de su correcto manejo en el ámbito de los medicamentos y fármacos.
En 1544, publicó Sobre los orígenes y causas subterráneos que sentó las bases de la geología física. Trataba sobre la importancia de los vientos y el agua en términos geológicos, el origen y distribución del agua subterránea, del calor subterráneo, de los canales formados por minerales y también sobre las principales divisiones del reino mineral.
En 1546 escribió La naturaleza de las cosas que brotan del interior de la tierra en el que se explayó sobre las propiedades del agua (temperatura, olor, sabor) y del aire debajo de la Tierra y los probables efectos de los vapores subterráneos y gases calentados al interior de la corteza terrestre en el origen de los terremotos y las erupciones volcánicas.
Otras obras importantes de esa época fueron Sobre metales viejos y nuevos, una descripción de la formación de los metales en la corteza terrestre y su historicidad o Sobre la naturaleza de los fósiles, que se considera el primer tratado sobre mineralogía moderna. El concepto fósil lo utilizaba para denominar a los minerales. Trató temas específicos: los minerales y sus cualidades, la propiedad de la tierra y la soberanía, los cuerpos sólidos (2 tomos), rocas, piedras preciosas, mármoles, metales y vetas metalíferas (3 tomos).
No obstante, durante años escribió su obra más importante: Sobre la materia del metal en diez libros (De re metallica libra X) Se publicó en latín en forma póstuma en 1556 y fue traducida al alemán por su amigo Philippus Bechius. Una novedad fueron las 250 litografías que ilustraron el libro para que se visualizaran sus conceptos y ejemplos y se reflejara la objetividad de los mismos.
La colección trató sobre el corte de metales preciosos, los métodos adecuados de fundición de metales, la extracción de sales, azufre, betún y vidrio, la producción, depuración y procesamiento de minerales. Comparó la minería con la agricultura o el comercio. Discutió las condiciones de desarrollo geográfico, la gestión del agua, la construcción de caminos, la distribución y riesgos de los campos minados y los deberes de los funcionarios mineros, describió los distintos tipos de pozos, el modo de construcción de túneles y la inspección subterránea, la creación de equipos de minería, y delineó instrucciones para construir hornos. Una obra maestra.
En 1546 también fue designado alcalde de Chemnitz, cargo que repitió en 1547, 1551 y 1553. Esa faceta política lo acercó al Duque Mauricio de Sajonia-Meissen, luego Elector de Sajonia, para quien cumplió tareas diplomáticas, militares (participó brevemente en la Guerra de la Esmalcalda) e historiográficas. De hecho, escribió Señores de Sajonia desde el principio hasta la actualidad que años después sirvió como base para diversos reclamos territoriales.
Fueron años productivos y contradictorios. Agrícola era un católico ferviente y la Reforma Protestante tuvo influencias decisivas en sus tareas políticas y administrativas ya que los habitantes de la ciudad abrazaron el credo luterano. Esa dinámica derivó en continuos vaivenes en la permanencia de su cargo y en la propia gestión.
Su producción literaria no se detuvo. En 1549 publicó Libro sobre animales subterráneos, una novedosa reflexión sobre zoología y La peste, obra en la que analizó los orígenes, características y consecuencias de este brote ocurrido en Alta Sajonia entre 1553 y 1554 así como su tratamiento con claridad metodológica y en la que describió con precisión las diferentes formas de la peste.
Una acalorada discusión por temas religiosos con un protestante le provocó una apoplejía y, posteriormente, un paro cardíaco. Las diferencias existentes en este campo no permitieron que fuera enterrado en la ciudad de Chemnitz por lo que fue sepultado en la Catedral de San Pedro y San Pablo de la ciudad de Spitz, población distante unos 50 kilómetros.
Salú Georgius Agrícola! Por tu aporte científico en momentos de enfrentamientos sanguíneos, profundos y estériles.

Ruben Ruiz
Secretario General 


Compartir
Volver arriba